Carta de un Cliente

Recibimos esta carta de uno de nuestros clientes que estuvieron presentes en el Congreso realizado en Sevilla “Moviendo presente…desarrollando futuro”.

No suelo vibrar desde hace tiempo…

Pasó en un día como todos cuando el Delegado de ventas de la marca Cofan, me comunica que estoy invitado a un evento organizado por esta empresa  en la ciudad de Sevilla. Todo muy bien preparado con invitación física, número de asistentes y orden del día incluido en el folleto.

En un primer momento mi opción fue decir que sí, que asistiría a este acto, casi con la plena convicción de que sería uno de tantos eventos organizados por “firmas” de este tan denostado y repetitivo sector.

Decir, que en varios momentos posteriores a la invitación, pasó por mi cabeza la opción de librarme de otro acto que con seguridad sería lo mismo, un monótono formato, la misma disposición y semejante contenido que otros y en otros momentos me habían brindado.

Acompañado por mi actual socio y compañero de fatigas en estas lides, decidimos al final asistir al tan ponderado Congreso. Pudimos notar nada más llegar al centro donde se realizada la conferencia que el ambiente estaba algo tenso por parte de los organizadores allí presentes, ultimaban detalles, movían de nuevo los productos expuestos y se colocaban una especie de acreditación en los bolsillos superiores de sus americanas, todo lo necesario para que el acto saliera bien.

En el momento del inicio esperábamos un despliegue de productos y como siempre, una exposición de la alta eficacia de los mismos, como suele ser habitual en casi todos los sitios, pero no, todo se concentraba en lo que ellos llamaban “Web”, “Perseo”, “Marketing”, “Formación” y “Productos”.

Mi pasmo fue aún mayor cuando su Director General nos mostró durante un corto espacio de tiempo las capacidades, tácticas y valores que concurren en su Grupo de Empresas y, que este Señor también posee claramente, eso se percibe cuando el orador emana serenidad, doctrina y seguridad.

A continuación un espléndido ponente, que presentaban como “formador de talentos” nos hizo pasar de una lógica sonrisa inicial a una sonora risotada generalizada, de un gesto cómplice en la escucha, a una pequeña lágrima de emoción, de una actitud conservadora y confortable a una explosión de talento.

En general y resumiendo un poco, he vibrado con Cofan como hacía tiempo que no lo hacía, me han regalado varios puntos vitales para afrontar mi negocio en estos tiempos, han marcado en mi disco duro que debo ser diferente, y lo más importante de todo es reconocer que tengo que ser un poco más “niño” y mucho menos maduro para afrontar estas épocas tan vidriosas.

Para despedir esta tediosa carta, afirmar que me gustaría ser como esta gente de Cofan, pensar y hacer las cosas como su Director General y poder transmitir vocación y serenidad como lo hizo el creador de genios.

Otra cosa más, es inevitable cada vez que miro hacia el Guadalquivir, aunque sea por su parte más alta, me creo que estoy con Cofan y el Grupo Cojali navegando plácidamente por sus aguas, ojalá que me dure mucho tiempo.

   W. Notary Olive

Sevilla, Septiembre 2012

.font-parrafo{text-align: justify; font-size: 14px; line-height: 1.7;}

3 Comments
  • Ulises
    Posted at 17:49h, 02 octubre Responder

    Desde luego hay que decir que lo pasamos bien… las personas que hablaron entretuvieron y no aburrieron, y yo junto a mi mujer que me acompañaba, pasamos una tarde genial e interesante con esta empresa.

  • Carlitos
    Posted at 17:53h, 02 octubre Responder

    Lo del barquito, Cofan, Grupo Cojali y toda su gente, además por el río… esto fue un detalle, yo que soy cercano a Sevilla nunca había hecho este viaje. Siempre viendo el puente Triana desde arriba y ya he visto lo que tiene por debajo.

  • Carlitos
    Posted at 07:06h, 09 octubre Responder

    Si Hacen otro en otra parte de Andalucía, no me lo pienso perder. Siempre que me inviten claro está…
    felicidades por el evento

Post A Comment